Libro la Villa de las telas
Sin categoría

LA VILLA DE LAS TELAS de ANNE JACOBS

Le reseña literaria de la semana va para un libro que ha supuesto la confirmación de la autora, Anne Jacobs como escritora de best seller  con su novela histórica La villa de las telas.

Novela ambientada en Ausburgo en 1913, donde se nos relata la historia de una pobre chica que entra a trabajar en la casa de una poderosa familia, dueña de una fábrica de telas.

Por un lado se nos ofrece el relato ambientado en esa fábrica con todo lo que conlleva: instalaciones, empleados y sus funciones, problemas derivados de la producción y ventas, situaciones en las que se ven envueltos los protagonistas cuando surgen huelgas o accidentes laborales, relación dueños-empleados…

Por otro lado, y esa una de las bazas que más se utiliza para promocionar esta novela, es el relato exhaustivo y descrito hasta el más mínimo detalle de esa vida en el interior de la gran mansión. Se nos describe con gran lujo de detalles las funciones y el día a día de cada uno de los empleados del servicio doméstico, de ahí que se asocie este libro con los que gusten de la popular y ya mítica serie inglesa Dowton Abbey.

Es de alabar el gran trabajo de documentación de la autora de La villa de las telas en estanovela históricapara que el relato sea tan gráfico y pormenorizado en lo que se refiere al trabajo de mayordomos, doncellas, ama de llave, jardinero, la cocinera y su ayudante, que en este caso es nuestra protagonista: la joven  Marie.

Marie y Paul: doncella y señor.

Marie entra a trabajar para la familia Melzer como ayudante de cocina, pero poco a poco va escalando puestos dentro de la jerarquía del servicio para pasar a ser doncella. Lo que genera más de una envidia y situaciones complicadas con otros miembros del servicio.

Paul es el hijo de los Melzer. Él y Marie se conocen desde el principio e inician una relación, que aunque muy lenta, se va transformando con el pasar del tiempo. Pasan del respeto que se tienen como señor y doncella hasta entender que algo les une y van enamorándose poco a poco.

*también te puede interesar: FLORES EN LA TORMENTA de Laura Kinsale

Trilogía de La villa de las telas

Pongo sobre aviso al lector, para todos aquellos que estas situaciones no les agraden al cerrar un libro, de que la historia queda con un final abierto, puesto que existen dos continuaciones a esa primera novela. La autora ha convertido su éxito en una trilogía que sigue con El legado de la villa de las telas y Las hijas de la villa de las telas.

La novela es larga, 600 páginas en las que tanta descripción pormenorizada de esa vida doméstica se puede hacer larga al lector. Me apasionaba sentarme frente al televisor y ver un capítulo de la serie Dowton Abbey .Podéis leer la entrada sobre la película aquí en el blog.

Pero he decir que, para mí, una cosa es contemplar una sucesión de actos llevados con rapidez a la pantalla y otra muy distinta ha sido leer páginas y páginas para describir la realización de una misma actividad: cocinar un plato, ordenar una habitación, arreglar un vestido, servir el té o una cena, cambiarle las plumas a un sombrero o los lazos a un abrigo…

Lo confieso: se me ha hecho largo y en ocasiones un tanto aburrido por la monotonía de las situaciones repetidas. Y vuelvo a insistir: es de alabar el trabajo de la autora por su documentación a la hora de las descripciones, pero creo que estas dejan de lado la verdadera trama haciendo que esta se desdibuje totalmente, relegando ese secreto, que tanto anuncian, a un segundo plano y la relación de amor entre Marie y Paul se trata como mera anécdota.

Así, queda una bonita historia como algo secundario, totalmente deslavazado y haciendo que yo perdiese el interés por esa trama romántica que no me parece que realmente exista. Ya que la novela dedica más párrafos a la vida doméstica y los asuntos de esta familia adinerada: bailes, tés, visitas, intercambio de cartas para acudir a eventos sociales, pretendientes desengañados, vestidos y adornos para resaltar entre el resto de la sociedad.

Un excelente gancho

Aunque nueva en esto de publicar, sé del valor de una buena frase que atraiga a los lectores, esas «palabras gancho» que hacen que tu libro destaque entre el resto en una librería. Es indiscutible que debe tener una buena historia y estar bien escrito, la pluma de Anne Jacobs es excelente y eso está fuera de toda discusión. Pero sucede con cualquier novela que si después no captas la atención del público nada tienes que hacer. El inicio es ese eslogan que haga que el lector elija tu libro de entre los demás y la publicidad de La villa de las telas lo consigue gracias a las palabras de la contraportada:

Una mansión

     Una poderosa familia

Un oscuro secreto…

La villa de las telas es un libro perfectamente coreografiado, relatado de manera impecable, pero la trama principal se desdibuja, como ya he dicho anteriormente. Y esto hace que se pierda el interés en favor de esas densas y extensas descripciones y en diálogos que no aportan la suficiente intriga o emoción para mantener la atención centrada en ese anunciado «secreto»; o en esa relación romántica que para mí no es tal, puesto que está exenta de diálogos apasionados o ni tan siquiera profundos o relevantes

Resumiría La villa de las telas como: una buena novela histórica para conocer los entresijos de una familia adinerada y la época en las que les ha tocado vivir.

*También te puede interesar: Pregúntame mañana de Erika Fiorucci

Autor

antonio.izquierdo.ai@gmail.com

Deja un comentario