especiales

El amigo que está sin estar

Aquel que se siente a cada paso…

El que nunca se ha ido…

Un ser de luz, lleno de bondad…

Alguien que llenaba espacios con su sola presencia…

Y así podría continuar escribiendo subtítulos para esta entrada de hoy. Entrada que me produce tanto dolor como alegría, porque voy a dedicarle mi escrito a un amigo que nos dejó por imperativos de, no sabemos todavía muy bien qué o quién.

El mes de octubre nunca me ha gustado, siempre ha sido para mí un mes de transición, de cambio… Dejas atrás esas semanas de vacaciones, porque tienes septiembre donde todavía te queda el regusto de ese tiempo de asueto vivido. Pero en octubre entras de lleno en la realidad de la rutina, otro horario, días más cortos, cambios en la climatología que en esta zona van llegando poco a poco, pero llegan. Se instala el otoño y el cuerpo se resiente, el estómago en unos, dolores que se agudizan en otros, que si se cae más el pelo… En fin, que nunca me ha gustado y desde que nos dejó el amigo y compañero para el que hoy escribo ya se me hace insoportable.

Llamadas inesperadas

Ya hace tres años de su partida y para mí, y todos los que lo apreciábamos, es como si no diésemos crédito todavía de su marcha repentina. Tuvo que hacerlo así, sin avisar, porque de habernos puesto en pre aviso nos hubiésemos negado, pero está claro que algo debía atender, algo importante lo reclamaba, algo de vital importancia, y nunca mejor dicho, porque ese día se apagó su vida.

Pero no él, nunca llegará a ocurrir, porque siempre está aquí, entre todos los que lo nombramos, en los paseos a solas en los que me parece divisar su cabeza canosa a lo lejos, en la entrada y salida del trabajo, en los pasillos de este. Siempre que todos nos reunimos ahí está él, si tomamos una copa de vino tinto, en las canciones de Simon y Garfunkel… esas que ahora mismo estoy escuchando y que me están haciendo llorar desde antes de escribir el título de esta entrada.

Nunca entenderé porque una vida tan necesaria aquí es reclamada para ir más allá, sea ese más allá lo que sea y lo domine quien queramos creer. No lo entiendo, no lo quiero y creo que todavía no lo acepto y por eso aún sigo esperando a que vuelva y me hable con su voz grave y se ría con su carcajada sana y  franca. Que sonría de esa manera tan suya  especial en la que te sonreía con la mirada: en ella cabías tú, entera, sin necesidad de que te diese un abrazo porque mostraba siempre todo su cariño por ti nada más verte, una mirada que también decía: estoy orgulloso de conocerte, de apreciarte, de ser tu amigo ¿Cuántas miradas dicen eso? Por desgracia no muchas.

Por eso, y por muchas más razones, no es justo que personas como él se marchen, porque dejan un hueco que a diario intentamos llenar con todo lo que con él aprendimos, vivimos y disfrutamos, pero no son tangibles, no los podemos achuchar ni abrazar, ni mirar, ni sonreír, ni acudir a él cuando nos surge una duda, un problema o tenemos una alegría que compartir.

En el tiempo que Francisco Antonio no está mi sueño de ver publicada una novela se hizo realidad, he seguido escribiendo, puse en marcha este blog y aquí sigo con la pena de que nunca podré compartirlo con él. Aunque me queda el consuelo de que está siguiendo mis pasos y de que lee cada una de las entradas que aquí subo, sé que está ahí, siempre, orgulloso de lo que hago, no es necesario haberlo oído de sus labios pero ¡¡cuánto me hubiera gustado!!

Vaya desde aquí mi homenaje y mi eterno agradecimiento a la vida por haber hecho que me cruzase en su camino, yo y muchos más tuvimos la suerte de conocerlo y de poder atesorar recuerdos para ir consumiéndolos ahora que ya no está.

En su día le dediqué unas palabras como homenaje en nuestro lugar de trabajo, somos maestros, esa profesión que no muchos entienden y que no todos respetan, pero que amamos los que a ella nos dedicamos en cuerpo y alma, tal y como él hacía. Francisco Antonio era un maestro en el sentido completo de la palabra.

Los más pequeños sintieron pena por su falta y había que explicarles, en palabras sencillas, qué le había hecho partir de esa manera tan precipitada. Estas que trascribo a continuación son las palabras que le dediqué y que me gustaría compartir con vosotros:

Vamos a intentar poner un poco de magia a lo que ha pasado en el cole. ¿Y qué ha sido? Pues que el profe, que Francisco Antonio recibió una llamada muy importante, de esas que no puedes dejar de contestar, porque alguien lo necesitaba con urgencia.

Y si alguien lo necesitaba él no dudaba en acudir el primero. Cuando miréis al cielo por la noche, el puntito que más brille debéis saber que es él.

Uno de vosotros lo definió así: “era un profe que tenía muchas llaves”

Y así era, se encargaba de abrir y cerrar algunas puertas aquí en nuestro cole, vigilaba que todo estuviera en orden. Además de enseñar y educar se preocupaba de que al acabar el patio nadie se quedase rezagado, y de que cuando nos íbamos a las cinco todos nos fuésemos contentos. (echo tanto de menos su sonrisa despidiéndome desde el porche)

Ahora es lo que hace allí arriba: poner orden en el espacio, abrir y cerrar puertas para que todas las estrellas estén en su sitio exacto.

Se preocupa de que ningún planeta se salga de su órbita y si algún día escucháis  por televisión que los planetas se van a alinear, que es como ponerse en fila en el cole, pues debéis cerrar los ojos y pensar que el profe está allí, vigilando que estén perfectamente alineados, que Venus no moleste a Mercurio o que Saturno no pierda en sus giros ninguno de sus anillos.

Que de perder alguno de ellos no habrá problema, porque al profe, lo que más le gustaba era compartir todo lo que tenía y seguro que anillos de Saturno, en su clase de allí arriba debe de tener unos cuantos. Quizá tarde un poco en encontrarlo, pero lo tiene seguro.

A veces queréis saber si los superhéroes existen de verdad. Bien es verdad que al Capitán América no lo solemos ver por nuestras calles dando un paseo, ni a Superman lo vemos volar por el cielo de nuestra ciudad. Pero tuvimos la suerte de tener un superhéroe aquí, en el cole, porque muchos queríamos parecernos a él, igual que nos ocurre con los héroes de las películas.

¿Y qué poderes tenía? Os preguntareis, pues el poder de la sonrisa, siempre y en todo momento.

El poder de los abrazos, aunque no los pidieses.

El poder, como os decía, de compartirlo todo.

El poder de escuchar todo lo que le decias.

Y un súper poder maravilloso: el hacerte sentir que tú eras lo más importante cuando estabas con él y que lo suyo no era importante o no corría prisa, porque él era paciente y generoso como ningún héroe de película.

Gracias profe por cuidarnos, por educar y enseñarnos tanto.

Autor

antonio.izquierdo.ai@gmail.com

Comentarios

Paqui Aroca Marín
16 octubre, 2019 a las 9:15 pm

Yo también me siento afortunada por haber tenido el privilegio de conocer a Francisco Antonio, muchas gracias por describir de forma tan bonita y perfecta su alma.



17 octubre, 2019 a las 1:41 pm

Muchas gracias por acordarte de Él , por describirlo como lo has hecho. Gracias por compartir con nosotros esas bonitas palabras, gracias por poder darle un abrazo y gracias…



17 octubre, 2019 a las 3:35 pm

El te quería y yo también. Gracias por sacar de mi cabeza todo lo que pienso y escribirlo así de bonito.



18 octubre, 2019 a las 12:09 am

Gracias por escribir algo tan bonito y tan cierto. Difícil está época que lleva a recordar la irreversible y dolorosa ausencia de alguien que, efectivamente, era magia. Intentemos enfocarlo como a él le gustaría: una nueva etapa en la que sigue aquí sin dejarse ver, pero haciéndose sentir.



19 octubre, 2019 a las 10:27 am

Gracias por escribir sobre Él,
Gracias por describirlo tan bien, por hacerlo tan bonito.
Su ausencia duele, pero él sigue aquí con todos. Gracias



20 octubre, 2019 a las 4:58 pm

Hay pocas personas tan luminosas como Francisco Antonio, que suerte tuvimos de recibir su luz y que su recuerdo nos siga iluminando.



Cristina Logopeda
21 octubre, 2019 a las 10:13 pm

No hay mejores palabras para describir a una persona cono él. Gracias por haberme hecho revivir tan dulcemente aquellos momentos



24 octubre, 2019 a las 8:59 am

Wonderful goods from you, man. I’ve understand your stuff previous to and you are just extremely excellent. I really like what you have acquired here, really like what you’re stating and the way in which you say it. You make it entertaining and you still care for to keep it sensible. I can not wait to read far more from you. This is actually a great website.



2 julio, 2020 a las 4:40 am

My Year Of Rest And Relaxation Reddit Little Red Hen Hours

Stop by my web page; pdf book; danceree.shoppy.pl,



2 julio, 2020 a las 10:57 pm

Global College Lucknow Chicka Chicka Boom Boom Jack Hartmann

Look at my blog – pdf



6 julio, 2020 a las 3:08 pm

Grimm Fairy Tales Characters The Grapes Of Wrath Book Cover

my web-site best books (wootap.shoppy.pl)





9 julio, 2020 a las 8:29 am

Technical Schools Wichita Ks 6th Grade Science Matter Unit

Also visit my site – books



9 julio, 2020 a las 5:16 pm

Destiny 2 Discover Titan Lost Sectors Greatest Works Of Latin American Literature

Feel free to surf to my blog – pdf





14 julio, 2020 a las 8:16 am

Leadership Books Ranking An American Marriage Uk Review

Here is my website; book epub





31 julio, 2020 a las 12:57 am

21st Literature Authors Famous English Writers In 18th Century

Here is my blog post – book epub (ebooksa-store.company.site)



13 agosto, 2020 a las 5:36 pm

The Raven Cycle Book 4 Scientific Experiment For Grade 9

Feel free to visit my web-site: get pdf – youthful-feynman-ebea23.netlify.app,





19 agosto, 2020 a las 12:40 am

Gran aporte en tu sitio, es justo lo que estaba buscando,
una buena información gracias por el aporte y enhorabuena
por el blog







16 noviembre, 2020 a las 7:20 pm

Predictably Irrational Epub Good Science Fair Projects For 8th Graders

Also visit my web site Pożyczka przez internet na konto (https://bit.ly/2IvI0gM)



Deja un comentario